Los beneficios del masaje durante el embarazo

El masaje para el embarazo combina características específicas del masaje sueco, la movilización de las articulaciones, la terapia de la zona del pie y el trabajo del tejido conectivo para aliviar muchas de las tensiones fisiológicas, musculoesqueléticas y emocionales del embarazo. Las clientas reciben el masaje en una posición lateral, con almohadas y almohadones para apoyo y comodidad, y pueden recibir este tratamiento en cualquier momento durante su embarazo.

El masaje durante el embarazo aumenta la circulación sanguínea y linfática, aliviando así la hinchazón de piernas y manos. Alivia la tensión en las articulaciones que soportan peso y las estructuras miofasciales para aliviar los espasmos y calambres musculares, y también puede aliviar el dolor de las várices. Proporciona una reducción general del estrés que permite a las mujeres abordar el trabajo de parto más relajadas y con menos ansiedad.

En el Centro de Terapia de Masaje de Palo Alto, estos terapeutas han recibido capacitación específica en masajes para el embarazo.

Fuente del artículo

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario